... Yo soy Jehová vuestro Dios; andad en mis ordenanzas, y guardad mis derechos, y ponedlos por obra: Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios. Ezequiel 20:19, 20

33 Hechos acerca del domingo

{ Autor anónimo }

  1. Lo primero que se registra en la Biblia es que el domingo, el primer día de la semana, es un día común de trabajo (Gén. 1:1 5). Esto fue determinado por el Creador mismo.
  2. Dios ordenó a los hombres trabajar el primer día de la semana (Exo. 20:8 11).
  3. Ninguno de los patriarcas guardó jamás el domingo.
  4. Ninguno de los santos profetas guardó jamás el domingo.
  5. Por mandato expreso de Dios su pueblo santo usó el primer día de la semana como un día común de trabajo durante por lo menos 4,000 años.
  6. Dios permitió coger maná en domingo, pero no en sábado.
  7. Dios mismo lo incluye dentro del conjunto de los seis días de trabajo (Eze. 46:1).
  8. Dios no descansó en ese día.
  9. Dios nunca lo bendijo.
  10. Cristo no descansó en ese día.
  11. Jesús fue carpintero (Mar. 6:3), y trabajó en su taller durante 30 años. Él guardó el sábado, pero trabajó los seis días de la semana, como todos admiten.
  12. Los apóstoles trabajaron el domingo durante toda su vida.
  13. Los apóstoles nunca descansaron ese día.
  14. Cristo nunca lo bendijo.
  15. Nunca ha sido bendecido por ninguna autoridad divina.
  16. Nunca ha sido santificado.
  17. Jamás fue dada ninguna ley bíblica para imponer la observancia del domingo. De ahí que no es transgresión trabajar ese día. “Porque donde no hay ley tampoco hay transgresión” (Rom. 4:15; Juan 3:4).
  18. El Nuevo Testamento no prohibe en ninguna parte trabajar en ese día.
  19. No existe ninguna penalidad en la Biblia por violar el domingo.
  20. Nunca se lo ha llamado el reposo cristiano.
  21. Jamás se lo ha llamado Sábado.
  22. No nos reuniremos de domingo en domingo en el Cielo, pero si de sábado en sábado.
  23. Ninguna bendición se promete para los que guardan el domingo.
  24. No hay regulación en cuanto a la forma en que debería ser observado. ¿Sería ese el caso si Dios quisiera que lo observásemos?
  25. Nunca se lo ha llamado reposo cristiano.
  26. Jamás se lo ha llamado sábado.
  27. Jamás se lo ha llamado día del señor.
  28. Jamás se le ha aplicado ningún título sagrado. Entonces, ¿por qué habríamos nosotros de llamarlo santo?
  29. Jesús nunca lo mencionó en ningún sentido, ni jamás su nombre estuvo en sus labios, hasta donde lo muestran los registro
  30. Ni el Padre, ni Cristo, ni los hombres inspirados dijeron jamás una palabra inspirada a favor del domingo como día santo.
  31. El primer día de la semana se menciona solamente ocho veces en todo el Nuevo Testamento (Mateo 28:1; Marcos 16:2,9; Lucas 24:1; Juan 20:1, 19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2)
    Seis de estos textos se refieren al mismo primer día de la semana.
  32. Pablo instruyó a los santos a que atendieran los asuntos seculares en ese día. (1 Corintios 16:2)
  33. En todo el Nuevo Testamento tenemos sólo un registro de una reunión (la pascua) celebrada en ese día, y ésta tuvo lugar en la noche (Hechos 20:5-12)